Posted by: africanpressorganization | 27 August 2008

Francia / África / Discurso del Señor Nicolas Sarkozy, Presidente de la República Francesa, con motivo de la inauguración de la XVI Conferencia de Embajadores Franceses – París – 27 de agosto de 2008

 


Francia / África / Discurso del Señor Nicolas Sarkozy, Presidente de la República Francesa, con motivo de la inauguración de la XVI° Conferencia de Embajadores Franceses – París – 27 de agosto de 2008

 

PARIS, France, 27 août 2008/African Press Organization (APO)/ — Discurso del Señor Nicolas Sarkozy, Presidente de la República Francesa

(…)

Cuarta ruptura: África.

En primer lugar, existe un juicio que recuso, el de “Franciafrica”, si se trata de acusar a las relaciones que Francia y sus antiguas colonias han querido mantener tras las independencias, a diferencia del Reino Unido, de Portugal o de España. Honra a Francia que hayamos acompañado, a petición de ellos, esos nuevos Estados, con una ayuda masiva y multiforme. Asumo sin complejos las relaciones que la Historia tejió.

Al mismo tiempo, hay que reconocer un real problema de percepción, en particular en el seno de las jóvenes generaciones que son el futuro del continente. La investigación que condujeron, a petición mía, nuestros embajadores en África, y se lo agradezco, ha ilustrado, sin disimulo, la imagen de una Francia que explotaría por su único beneficio los recursos del continente a través de unas redes inamovibles.

Las realidades económicas contradicen totalmente esas percepciones, y les ruego que las hagan conocer y reconocer. Pero en política, las percepciones suelen ser relevantes. Hay que tenerlas en cuenta y corregir lo que puede llevar a equívocos. Es el sentido del discurso que pronuncié ante el parlamento sudafricano, en Ciudad del Cabo, el pasado 28 de febrero, subrayando la urgente necesidad de modernizar nuestras herramientas de ayuda para el desarrollo para apoyar al sector privado en primer lugar; enseñando nuestra voluntad de establecer cooperaciones estables con Sudáfrica, Angola, Nigeria, sin desatender a los amigos de siempre; afirmando por último la importancia de nuestra relación con un continente cuya paz, desarrollo y prosperidad, pero también fracasos, serán también

los nuestros en Europa.

Más allá de las palabras, quise apoyar esta nueva política africana con actos: es, tras discutir con nuestros socios interesados, la revisión sistemática de nuestros acuerdos de defensa y la reducción de nuestras implantaciones militares. Se trata de adaptarlos a nuestra vocación actual, que es la formación de unidades africanas regionales de mantenimiento de la paz. Es el estricto respeto de nuestros compromisos, pero sin intervención en los conflictos internos, como lo hemos demostrado el mes de

julio pasado en Chad. Es la cooperación con la ONU, la Unión Africana y las organizaciones

subregionales para la resolución de los conflictos, así como para la defensa y la promoción de los principios que los mismos africanos adoptaron: rechazo de los golpes de Estado, afirmación de la democracia y de los derechos humanos. Nuestro reciente papel en Mauritania ofrece una perfecta ilustración.

(…)

 

 

SOURCE : Présidence de la République française


Categories

%d bloggers like this: